miércoles, 25 de enero de 2017

Notas del 2016

El encierro al principio fue difícil de aceptar, a los 3 meses ya comenzaba a adaptar no sin tener un par de preciadas. El ambiente de alfombra y aire acondicionado por más de 8 horas me provocaron enfermedades que desconocía o que no presentaba desde hacía ya 10 años.
Lo más difícil fue la convivencia constante con otros seres humanos o no tan humanos. En mis años como estudiante podía evitarlo si quería o hablar sólo con un par para trabajar en equipo pero aquí el equipo era de 12 personas con las cuales no tenía nada en común. El estrés volvió afectando directamente mi estómago. Además del agotamiento en el trabajo debía convivir con una persona más al salir del trabajo. La convivencia se tornó mala cuando el silencio se apoderó de nuestros días. Yo estaba ya tan acostumbrado al silencio de mi abuela y su sordera y ahora era todo lo contrario, ruido por las paredes y de mi compañera. Yo no podía hacer ruido porque inmediatamente desataba el cólera. Descubría que la zona donde vivía a demás de ser super accesible estaba llena de personas poco agradables. El aroma que se respiraba no inspiraba confianza y creo este se coló por la puerta donde entraba diversos bichos rastreros. Finalmente después de pasar un fin de semana en Acapulco decidí que era tiempo de volver a casa.
El cambio fue bueno para resolver el problema del estrés que se había apoderado de mi estomago. Un par de demonios se presentaron ante mi pero no les permití adentrarse en mi vida. Uno de amistosa mascara se coló y causó un par de desperfectos en mi recién recuperada tranquilidad pero no pasó a mayores. Conocí los famosos prismas Basálticos y el parque de los Dinamos. Mi economía mejoró y la idea de viajar volvió. Para mi cumpleaños decidí iniciar el día en una playa de Veracruz. En compañía de mi mejor amigo visitamos Tajín, habíamos soñado tanto con llegar a este lugar. Sólo que ahora las diversas responsabilidades nos habían distanciado. Bastante gente se distanció, pero nuevas personas llegaron. La soledad me sienta bien y como dicen es adictiva. Intenté dejarla un poco y conocer nuevas personas pero no me atraparon lo suficiente como para quedarme así que inevitablemente volví a ella.
Viajé a Mérida ya con el bolsillo repuesto y decidida a pasarla bien. Fue un viaje corto pero me llenó de energía para seguir trabajando y salir del encierro más seguido.
Uno de mis principales deseos al final del año fue ahorrar lo suficiente para visitar de nuevo el viejo continente. Espero que sí lo logremos a pesar de los desafortunados resultados en las elecciones del país vecino que seguro afectarán la economía de todos.

Sobre 2015

Ese año me decidí impulsivamente a viajar, dónde me encontraba laborando se nos avisó que continuaríamos hasta nuevo aviso, tal vez febrero o hasta marzo. El caso es que para el 31 de Enero ya tenía mi boleto con dirección a Barcelona pasando por París para el mes de junio. Decidí conservar esta noticia para mi y sólo avisar a los que se encontraban en Francia. 
En febrero visité una playa en Mérida, por primera vez sentí la necesidad de ponerme un suéter mientras caminaba por la orilla. Ahí avisé a algunos familiares sobre mi viaje.
Para marzo ya se había corrido la voz desde el otro hemisferio y mis amistades más cercanas se enteraron de mi plan. Como no tenía aún noticias del trabajo me metí a un casting para la película del agente 007 Spectre, me quedé y antes de que comenzara abril ya estaba en la filmación en el centro de la ciudad. Esto me motivó a tomar clases de actuación y ganar más que como extra. Fueron días de trabajar en el horario de los Ingleses. Levantarse a las 3am y dormir a las 6, esto me serviría para el cambio de horario que me esperaba. En abril me inscribí a un taller de teatro y a la vez decidí junto con una amiga viajar a la Huasteca Potosina, al viaje se unió un viejo amigo que recién llegaba de Austria. Viajamos en un autobús 8 horas entre curvas y selva hasta que llegamos a nuestro destino. Nos hospedamos en la casa caracol que quedaba junto a este lugar surrealista creado por un tal Edward James y del cuál sabía su existencia por una exposición surrealista a la que había asistido un par de años antes en el Museo de San Idelfonso. Después de este viaje decidí hacer un pequeño blog con muchas fotografías y poco texto para contar lo que habíamos vivido/sufrido. Esto despertó mi apetito para más viajes. Ya no podía esperar pero aún faltaba todo el mes de mayo para el siguiente y más grande y lejano de todos mis viajes. El día de mi cumpleaños decidí celebrarlo como ningún otro, tenía la sensación de que tal vez no volvería a ver mis a mis amistades.
Me pareció buena idea anunciarle a mi madre y abuela el 10 de mayo sobre mis planes para el siguiente mes. No me creyeron y menos creyeron que yo sola me fuese a para a un País donde no conocía a nadie y no dominaba el idioma.
El primero de Junio me despidieron en el aeropuerto, fue un poco extraño ya que siempre acompaño a mi abuela y esta vez iba por mi cuenta sin nadie con quien hablar. Era yo con mi libro, mi agenda de lugares que visitar y nada más.
Barcelona me maravilló me adapté bastante bien, conocí un par de personas a las cuales les conté mi vida. Un chico de Yemen, un Inglés, un Hindú y un Andaluz. Este último me hizo sentir como en casa mi último día en Barcelona. Todos iban de paso ninguno era pertenecía a esa ciudad, me di cuenta de que todos están en movimiento y me sentí parte de ello. 
La hermosa y soñada por muchos ciudad de Paris me hizo despertar. Tratando de no ser un cliché, una vez que había botado la maleta en el hotel, pero sin poder evitarlo me dirigí a la Torre Eiffel. Fue ahí donde me di cuenta de lo que había logrado. Sentimientos encontrados llenaron mis ojos de lágrimas. Caminé con dirección a mi hotel como si me encontrara en mi ciudad a la que ya estaba acostumbrada a caminar largas distancias y note cierta soledad en las calles. No sé si este exceso tranquilidad me causó nostalgia. En Barcelona ya había caminado grandes distancias y cada que me sentaba a descansar algún ciudadano intercambiaba algunas palabras conmigo. En esta ciudad fue distinto, veía a la gente caminar y hablar entre sí y yo apenas si entendía un par de afirmaciones. Contacté a mis amistades que se encontraban en la ciudad para escapar de este vacío y poder contar mis impresiones. Esto me sirvió para un sólo día ya que tenían actividades y no podían verme tan seguido ademas que la comunicación se dificultaba al no tener un plan de datos o Wifi en el cuarto al que me mudé el segundo día. Mi regreso fue un tanto complicado, ya sea por la urgencia que tenía de salir de ahí, un día antes me habían multado por no tener el billete del metro y me sentía sucia. Extrañaba mi casa, mi familia y mis amigos. Un día más tarde pero sin sentir tan largo el viaje ya me encontraba en casa y en un par de horas me incorporé al grupo de teatro que presentaba una pequeña obra a la semana siguiente. Como sospeché la actuación no es para mi pero me descubrí muy animada en la producción de la obra. 
El regreso me dejó sin dinero y tuve que buscar de nuevo empleo. Asistí a varios castings, me entrevisté para diversos trabajos y nada. 
En Octubre decepcionada de mi pobreza me fui a visitar a mis familiares en Mérida. Disfruté mucho el tiempo ahí, empece a conocer gente y pensé en la idea de quedarme y buscar alguna oportunidad ahí.
No duró mucho la idea de cambiarme de ciudad ya que en noviembre me contactaron para iniciar a trabajar en una agencia de diseño a la que había ido a entrevista en Septiembre. 
En cuanto llegué de nuevo a la ciudad se me presentó la oportunidad de vivir de nuevo fuera de las en compañía de una amiga con la cual compartiría habitación. 
Mis viajes cesaron y comenzó la recolección de dinero para hallar un poco de estabilidad. 
Acepté vivir en compañía y el encierro en una oficina con vista a la ciudad, añorando todos los paisajes que había visto en ese año.

miércoles, 31 de diciembre de 2014

Noticias del futuro.

Este año parecía prometedor pero al final fue más decepcionante. La idea de comenzar mi vida en independencia se veía amenazada desde el año pasado, sin embargo logré salir. Con mucho esfuerzo logré salir y rentar un cuarto pequeño. La experiencia no fue agradable y así duré un mes. Después convencí a mi mejor amigo y entre los dos rentamos lo que parecía ser nuestro pequeño paraíso con roofgarden y una vista esperanzadora. Claro ese sueño duró seis meses y se vino abajo. Seguí intentando un par de meses moviendome constantemente hasta que en el último mes no tuve más remedio que regresar a casa. Lejos de la libertad, en mi cueva trato de planear mi próximo escape aunque cada vez se torna menos visible ese futuro.
 En el país se respira incertidumbre ya ningún joven ve un futuro prometedor. Estamos planeando las medidas de nuestra tumba en vez de pensar como en otras generaciones se pensaba en tener una casa, hijos que la heredaran, etc. Es el sueño de las generaciones pasadas pero no de esta. Mi visión de lo que viene es borrosa, sólo espero estar haciendo lo correcto para poder conocer otros mares y otro lugar que me de un poco de esperanza.

domingo, 19 de enero de 2014

Demonios: 2013

Hay demonios por todas partes, pero rara vez nos encontramos con aquellos que son capaces de compenetrarse con nosotros, a tal grado que absorben nuestro tiempo y hacen con él lo que se les venga en gana.
Lamentablemente hace un año me encontré con uno de estos demonios. Se llevó mi año 2013 y no dejó más que un vacío. Me enseñó su mundo, me llevó a él y me contagió algunas de sus costumbres.
Cegó mi mente con sueños y anhelos. Es ahora que se ha alejado que me he librado de su hechizo.
Aprovecho que su imagen aun me es fresca para dejar escribir todo lo que recuerdo sobre este demonio, que robó un año de mi vida. Muchas cosas quedarán en el olvido, pero la satisfacción de conocer un nuevo mundo, un nuevo ser quedarán por siempre vigentes.
No sé si lo extraño, no sé si vuelva. Aún lo veo deambular por las calles. Yo sigo mi camino pero ya no adherida él. Lo recuerdo con nostalgia, quiero hablarle pero se que es mejor lo deje ir.
Ahora que camino sola nuevos demonios se fijan en mi, se que volveré a caer, sólo espero que el siguiente sea honorable como este último lo fue.

jueves, 8 de marzo de 2012

Narcosis

Cuando escuché su voz, una parte de mí se congeló. Al principio no supe qué decir. No sabía si era obra del destino o si yo lo propicié. Cada quien puede interpretar las señales de diversas maneras. Estas son lo que son y nada más. Uno decide si les hace caso o las deja pasar.

Mi decisión me condujo al encuentro con un verdadero demonio, quien me hechizó con una infinidad de melodías y la luna reflejada en sus ojos. Una voz sigilosa me aconsejó huir. No pude. Antes de darme cuenta, atrapó mi alma y la devoró.

Quise capturar su sonrisa en una imagen. Nada apareció en el papel. Siempre supe que carecía de ánima, pero nunca le di importancia. Lo único significativo fue nuestro encuentro; preconcebido o no, jamás me arrepentí. Me cegó para siempre alejándome de la vigilia.


lunes, 26 de diciembre de 2011

About Bunnys


Bajo la cama, en un rincón, se esconde una criatura pequeña y peluda. Le gusta alimentarse de borlas de pelusa, especialmente las de los calcetines. Se asoma de vez en cuando si la ventana esta abierta, no se atreve a salir de la habitación. Cuando la señora de la casa hace el aseo se esconde detrás de las patas de la cama para evitar las cerdas de la escoba. Cada día se ve más grande, y le es más difícil ocultarse, es mejor que se mude al viejo ropero y ahí tenga a sus crías.

sábado, 30 de abril de 2011

Tipos de amor

Amor incomprendido
Amor lascivo
Amor con todas las letras
A-eme-o-erre
Amor, lo que no eres
Amor, eso que crees que sientes
Amor en desventaja
Amor, lo que te mata